Recopilación de aplicaciones web y móvil gratuitas para preparar tus presentaciones

Hace unos días, publiqué un hilo de Twitter con una recopilación de aplicaciones que me parecieron de utilidad para preparar presentaciones y conferencias. Como comentaba en el primer tuit del hilo, que puedes ver aquí, las aplicaciones que propongo no están pensadas solo para el diseño de diapositivas, sino para ayudarte en todo el proceso de preparación y exposición de la charla. Incluido, sí, el diseño de diapositivas.

Soy consciente de que existen decenas de aplicaciones de este tipo, muchas de ellas gratuitas, pero me pareció que era más útil poner solo las que conozco bien porque las uso frecuentemente o las he usado en alguna ocasión, con alguna salvedad, que comentaré más abajo.

Además, en el último tuit, pedía a los usuarios que sugirieran otras aplicaciones más y, como son muy buenas personas, así lo han hecho. Por otra parte, Twitter tiene la limitación del número de caracteres, así que se hace complicado dar detalles sobre las aplicaciones. Por eso, escribo esta entrada, con la misma información, pero ampliada con detalles y con los aportes de los otros usuarios. Vamos a ello:

1. Evernote

Preparar una presentación desde el inicio requiere seleccionar las ideas que se van a incluir en el discurso. Pero, en muchas ocasiones, al pensar en esas ideas no se te viene nada a la cabeza. Entonces te acuerdas de que leíste algo una vez en un sitio, pero no lo apuntaste… Para eso está Evernote. Con esta aplicación puedes guardar notas escritas, de voz e imágenes. También te permite guardar páginas web y marcarlas para que sean más útiles o bien capturarlas con un plugin en el navegador. Todo de una forma muy ordenada, empleando etiquetas que te facilitan las búsquedas. Es completísima y tienes versión de escritorio y móvil. ¿Qué más quieres?

Propuestas de los usuarios

Los usuarios de Twitter también han sugerido Google Keep. Aseguran que es imbatible y, probablemente sea verdad, como casi todo lo que hace Google (algunas fracasan). A mí, personalmente, no me gusta que una empresa se apodere de tanta información mía, así que intento usar Google lo menos posible y diversificar las aplicaciones. Pero por si a alguien le gusta, la dejo aquí.

Gracias @esendraga y @caletitotal.

2. GoConqr

Ahora que ya tienes las ideas, hay que ordenarlas. Una forma de hacerlo es emplear mapas mentales, que son muy útiles para visualizar las conexiones entre ideas de una forma muy sencilla. Además, se pueden emplear para elaborar esquemas. GoConqr es una de las muchas aplicaciones que hay disponibles para confeccionar mapas mentales, pero me parece una de las más sencillas y claras, además de gratuita.

Propuestas de los usuarios

Fredy Cañizares (@fpcanizares) propone Bubble.us para elaborar mapas mentales. Es muy parecido (de hecho, todas estas aplicaciones lo son), pero GoConqr me parece más elegante. Cuestión de gustos.

Patricia (@zaidomin) nos sugiere Miro, que es una pizarra online que puedes compartir con otros usuarios.

Para tomar notas, pero también para hacer mapas mentales, Juanma Belda (@fakingphysics) sugiere SimpleMind para el móvil y Freeplane para el ordenador.

3. Voice Notebook

Es una app para el móvil que sirve para pasar a un documento escrito notas de voz. Yo uso Voice Notebook para hacerme la primera versión de mi discurso una vez que lo tengo preparado. ¡Me ahorra mucho tiempo de escritura! Cuando ya tengo ordenadas las ideas, digo el discurso de la manera que me vaya saliendo, sin preocuparme sobre cómo lo digo, si no sale fluido o si no empleo el vocabulario más adecuado. Con esta aplicación, puedo pasar todo ese discurso a texto y enviármelo al correo electrónico para modificarlo y adaptarlo. Eso sí, estas aplicaciones (y he usado varias) no son perfectas y es necesario realizar correcciones.

Voice Notebook - habla continua a texto - Aplicaciones en Google Play

4. Dictation

Dictation transcribe tu discurso a texto en tiempo real, de la misma forma que Voice Notebook, pero lo hace en el navegador de tu ordenador. Claro, que para eso, necesitas un ordenador con micrófono. Además, Dictation puede agregar párrafos, signos de puntuación e incluso emoticonos mediante comandos de voz. Utiliza el reconocimiento de voz de Google para transcribir palabras habladas en texto y lo almacena en el navegador localmente, sin cargar los datos en lugares remotos.

5. Wordcounter

Ya tienes el discurso en modo texto, corregido y adaptado, pero ¿te estás pasando de palabras? Uno de los mayores riesgos de una presentación es hacerla demasiado larga. Una vez que tengas listo el discurso puedes contar cuántas palabras tiene con Wordcounter. Es muy sencillo de utilizar. Solo tienes que copiar el texto en la web y la aplicación te da datos sobre el número de palabras, caracteres, frases y párrafos. Además, tiene otras utilidades como el nivel de lectura, que te da una idea la dificultad del texto. Esto es muy útil en función de las habilidades intelectuales de tu audiencia, su edad, etc. Finalmente, te ofrece el tiempo de lectura, basado en una velocidad estimada de 275 palabras por minuto y el tiempo de discurso, según una velocidad estimada de 180 palabras por minuto. Esto último me parece utilísimo porque la recomendación es hablar a un ritmo de 170-190 palabras por minuto. De esa forma puedes calcular cuánto tardarás en pronunciar tu discurso.

WordCounter - Count Words & Correct Writing

6. Temporizadores

Aunque, como hemos visto en el punto anterior, Wordcounter hace una estimación del tiempo necesario para pronunciar un discurso, lo ideal es cronometrarnos para asegurarnos de que no sobrepasamos el tiempo asignado. De hecho, la recomendación es quedarnos un pelín cortos, sobre el 80-90% del tiempo que nos han dado. De esa forma, no solo no nos pasaremos del tiempo que nos han dado, sino que dejaremos más espacio para el turno de preguntas. Siempre digo que si la charla ha sido eficaz e inspiradora, habrá muchas preguntas al final. Y eso es bueno.

Evidentemente, siempre podemos usar cualquier tipo de reloj o el temporizador del móvil para minutar nuestros ensayos, pero hay aplicaciones online que tienen algunas utilidades, como avisos por colores, que te pueden venir bien. Este sistema de avisos es común en la práctica de la comunicación oral de organizaciones especializadas como Toastmasters.

Una de estas aplicaciones es Online Stopwatch. Además de cronómetros convencionales, la aplicación te permite seleccionar otras versiones como un reloj de arena o una bomba. En la versión en inglés hay decenas de variantes de estos cronómetros, incluso sin números, para reducir la ansiedad que pueden generar.

7. Canva

Ya tenemos el discurso listo, minutado, ajustado y ensayado. En principio, podríamos pronunciarlo así, sin más. Pero lo habitual es que para la exposición utilicemos diapositivas. Las diapositivas pueden ser útiles, pero hay que tener mucho cuidado al emplearlas porque pueden deslucir una magnífica presentación. Como dice Chris Anderson, uno de los responsables de las famosísimas charlas TED, las diapositivas deben servir para aclarar, revelar y deleitar. Más allá de eso, entorpecen.

Si bien es cierto que la mayoría de nosotros aún empleamos los sistemas clásicos, como PowerPoint, Keynote o Impress, existen alternativas online y gratuitas que facilitan mucho la labor. Aunque no soy muy fan de las plantillas porque en muchas casos sugieren la inclusión de mucho texto y de listas de viñetas en las diapositivas, las proporcionadas por las aplicaciones online pueden ser inspiradoras. Además, ofrecen estilos elegantes, textos atractivos y colores armoniosos.

Existen muchos ejemplos de estas aplicaciones, pero yo solo voy a comentar dos: Canva y Genially, que son los que conozco mejor. Canva es una aplicación completísima, en la que tienes casi todo gratis. Lo mismo te sirve para un roto que para un descosido. Puedes crear diapositivas, infografías, carteles, vídeos, entradas para redes sociales y ¡hasta tu currículum! Muchos de los elementos para emplear como iconos, imágenes, líneas, etc., son de pago pero te permite subir y utilizar los tuyos. Después, puedes exportar tus creaciones de distintos formatos. Realmente es una aplicación fantástica.

Collaborate & Create Amazing Graphic Design for Free

Propuestas de los usuarios

Por cierto, nos dice @happy_sanson que, si eres estudiante universitario puedes conseguir la licencia pro gratis un año con http://education.github.com/pack, y que con la licencia pro de canva puedes hacer un grupo con todas las personas que quieras, para que también puedan usar tu pro. No se puede pedir más.

Otra herramienta para diseñar diapositivas es Beautiful.ai, recomendada por marins; (@simpstylex).

8. Genially

Genially es muy parecida a Canva, así que tú eliges cuál te gusta más. Yo uso Genially para hacer miniwebs interactivas. Por ejemplo, hace poco hice este “escape room” virtual. Echale un vistazo para ver las posibilidades que da la herramienta. Por lo demás, pocas diferencias con Canva, aunque creo que esta última es más versátil y más potente. Usa la que te guste más.

Cómo Hacer Presentaciones Geniales en Línea con Genially

9. Prezi

Aunque sirve también para hacer presentaciones, Prezi no tiene nada que ver con Canva o Genially. De hecho, ¡diría que no tiene nada que ver con nada! Se trata de una herramienta online que te permite hacer las presentaciones eluyendo el concepto de diapositivas. Se trabaja sobre un gran lienzo en blanco, al que se van agregando los elementos y se va haciendo zoom o retirando el zoom sobre ellos. Si no lo has visto nunca, te recomiendo que veas algún ejemplo en la web para entender mejor cómo funciona.


Es súper dinámico pero hay que tener cuidado porque es muy tentador pasarte de frenada y hacer más zooms de la cuenta. Le pasa a casi todo el mundo y, al final, es difícil hacer una buena presentación, que quede elegante y que no maree al personal. Yo lo dejé de usar por eso, pero hay mucha gente que lo sigue empleando.

Curso de Prezi

10. iLovePDF

Una vez que la presentación está preparada, es conveniente pasarla a PDF y tener una copia en ese formato por lo que pueda pasar. Es común tener que reproducir la presentación en un ordenador distinto del que hemos usado para prepararla y puede tener otras versiones del software que hemos empleado. También puede suceder que no tenga instaladas fuentes que queremos. O, si hemos preparado la presentación online, internet puede fallar. Para asegurarnos, en nuestra copia de seguridad (recomiendo tres copias: una en un pendrive, otra en la nube y una tercera en el postátil propio), deberíamos tener una versión en PDF, aunque perdamos algunas características como las animaciones.

Hoy en día, muchos programas como PowerPoint, Keynote o Impress convierten la presentación a PDF, pero no siempre tenemos a mano una buena herramienta online y gratuita que te ayude en la edición. iLovePDF te permite separar páginas, unir archivos, convertir desde Word, Excel y PowerPoint, añadir textos e imágenes y muchísimo más.

iLovePDF | Online PDF tools for PDF lovers

Propuestas de los usuarios

Para convertir distintos formatos de archivos entre sí, Mar Monsoriu (@monsoriu) propone Zamzar.

11. Dafont

Siempre recomiendo ser original con los tipos de letras que empleamos en las diapositivas. Podemos tener tipos de letras favoritos, que usemos con frecuencia, o podemos adaptar el tipo de letra a la audiencia que tengamos o a las emociones que queramos transmitir. Eso sí, que sean tipo sans y no serif. Para el que no lo sepa, las fuentes serif son las que tienen serifas o remates, como la Times New Roman, mientras que las sans son las que no los tienen, como la Arial o la Verdana. Los remates hacen que las letras sean más elegantes pero dificultan la legibilidad y eso es muy importante en las diapositivas porque tienes poco tiempo para leer el texto.

Por eso, conviene descargarse las fuentes que más nos gustan y podemos hacerlo de varias páginas. Yo uso mucho Dafont , aunque hay otras webs muy conocidas como Myfonts. Tanto una como la otra te permite elegir las fuentes con diferentes criterios, probar tu texto con ellas, etc. Atención a las licencias de uso y a las que son de pago.

¿Que es Dafont? | Agenciagraf : Agencia de Marketing ...

Propuestas de los usuarios

Por supuesto, como dice Ballesteros (@belballesteros), siempre tenemos Google Fonts, pero yo prefiero evitar en lo posible las aplicaciones de Google para evitar la concentración de datos en una sola empresa, como decía más arriba.

12. Pixabay

Pasamos a las imágenes. Las diapositivas deben ser fundamentalmente visuales, así que deberían contener muchas imágenes. A todos nos gusta ver imágenes agradables, bellas y de buena calidad, pero eso no es nada sencillo. Ni siquiera los que tenemos algo de afición por la fotografía tenemos fotos propias que cumplan con esas características y que sean adecuadas para transmitir información o emociones asociadas con el discurso de la presentación. Por eso, los bancos de imágenes son extremadamente útiles. El problema es que la mayoría son de pago, así que muchas veces recurrimos a Google a las bravas y sacamos de ahí las imágenes que necesitamos, sin tener en cuenta si tienen copyright o no o si el autor las ha cedido para uso de dominio público.

Por suerte, existen bancos de imágenes gratuitas donde aficionados y profesionales de la fotografía suben sus creaciones para que otros las puedas utilizar. En algunos casos, ni siquiera piden atribución de la autoría en el uso de la imagen.

De entre todos los bancos de este tipo que existen, el que más utilizo yo es Pixabay. En la actualidad tiene más de 2,3 millones de fotos, vídeos y música, así que es bastante fácil que ahí puedas encontrar lo que buscas. El sistema funciona bastante bien. Los autores suben sus fotos y la comunidad decide, mediante votación de cada una de ellas, si tiene calidad suficiente para incorporarse en la base de datos o no, siguiendo una serie de criterios. De esa forma, se aseguran de que las fotos tienen una alta calidad.

Además de Pixabay, hay otros bancos que funcionan de manera similar y que uso con frecuencia también, como Pxhere y Pexels.

Propuestas de los usuarios

Y, en el hilo de Twitter, Amaya Martínez (@mtzdediego), nos recomendaba Unsplash.

Un banco de imágenes que desconocía y que recomendó Wdrfree (@wdrfree) es Photostockeditor. Es muy parecido a los anteriores, con la diferencia de que te permite editar las imágenes online antes de descargarlas.

13. Palettable

Si vamos a hacer diapositivas, vamos a hacerlas bien. Ya hemos tenido en cuenta los tipos de letra y las imágenes. Ahora toca pensar en los colores. Si, como yo, ya tienes una edad, recordarás las diapositivas con fondo azul y texto amarillo. Eran omnipresentes. Desde entonces, hemos pasado por muchas fases y tendencias en cuanto a los colores, pero lo ideal es que estos sean armónicos. Para ello, como para casi todo, hay diferentes herramientas pero yo os dejo aquí las dos que uso con más frecuencia.

La primera de ellas es Palettable. Es una herramienta que te ayuda a crear paletas de colores armónicos mediante una inteligencia artificial. Cuando abres la web por primera vez, el sistema te sugiere un color. Si no te gusta, tienes varias opciones: puedes hacer click en el botón “dislike” y el sistema te sugerirá otro, o bien puedes elegir uno nuevo, pegando su código html o desde un panel de colores. Una vez seleccionado el que te gusta, haces click en “like” y el sistema te sugiere un color que armoniza con el anterior en función de los gustos de todos los usuarios que han usado la aplicación. Cuantos más likes y dislikes se den, más aprende el sistema y mejores propuestas hace. Yo lo uso mucho para elegir la combinación de 2-3 colores que empleo en mis diapositivas.

Palettable - Buildbox | Game Maker | Video Game Software

14. Adobe Color

¿Pero cómo elegir el primer color? Para eso, yo uso esta otra herramienta: Adobe Color o Kuler. Se trata de una aplicación de Adobe que tiene varias opciones. Puedes elegir los colores desde una rueda cromática, extraer colores de una imagen o extraer un degradado.

¿Cómo la uso yo? Para elegir el primer color que encaje con el discurso de mi presentación busco en Pixabay, Pexels, Pxhere, etc., una imagen que me inspire y que guarde relación con el tema del que voy a hablar. Muchas veces, empleo esa imagen en la primera diapositiva.

Después, subo la imagen a Adobe Color y le pido que extraiga los colores. De esa forma, tengo los colores más relevantes de la imagen. Adobe Color extrae los colores siguiendo varios criterios (intensos, claros, oscuros, etc.), y de todos ellos, yo me quedo con el que creo que le va mejor a la presentación. Una vez tengo ese color, me voy a Palettable y lo combino con otros.

Adobe Color tiene, además una herramienta muy útil de accesibilidad. Está pensada para personas con deficiencias visuales, como el daltonismo, que es algo que no solemos tener en cuenta. Pero además, permite verificar que los elementos de la diapositiva, sean texto y objetos, contrastan lo suficiente con el color de fondo.

Qué es Adobe Color? - Blog Digital

15. Photopea

Esta es una de las aplicaciones más sorprendentes de todas. No por que lo que hace sea muy llamativo, sino porque es gratuita y online, o sea, que no tienes que instalar nada. Se trata de un editor de imágenes del tipo Photoshop o Gimp. Si no tienes necesidades muy complejas en cuanto a edición de fotos, Photopea es una fantástica opción. Simplemente, subes la imagen y ya puedes editarla de mil maneras: recortarla, cambiar el tamaño, eliminar fondos, cambiar colores, etc.

Otra de las características que más me gustan de Photopea es que admite una cantidad increíble de formatos. Además de los habituales jpg, png, gif, tif, etc., tiene completa compatibilidad con psd (Photoshop), xcf (Gimp), pdf, raw y varios más. Además, es muy sencilla de usar.

Propuestas de los usuarios

Para la edición de imágenes, el amigo Nèstor Abad (@nabadvin) nos sugiere Pixlr. Le he echado un vistazo y me ha parecido magnífica, incluso puede que mejor que Photopea.

Photopea, un clon gratuito de #Photoshop para navegadores - Enjoy Life

16. Mentimeter

Siempre es bueno interaccionar con la audiencia en nuestras presentaciones. De esa forma, se hace partícipe al público y la charla pasa de ser una persona declamando un discurso con otras simplemente escuchando a que la audiencia se sienta parte de la presentación. Eso facilita mucho la conexión con el ponente y maximiza la persuasión.

Hay muchas formas de interaccionar con la audiencia. Lo más tradicional es hacer preguntas y que las conteste, empleando para ello la voz, levantando la mano, etc. Pero las nuevas tecnologías nos permiten innovar en las formas de interacción, facilitando que todas las personas puedan participar. A muchas personas las cuesta hablar en público para responder a preguntas o incluso levantar la mano (¿y si eres el único que la levanta?), pero hoy en día prácticamente todos llevamos un móvil encima y darle a la pantalla para responder una pregunta no supone ningún tipo de riesgo de exposición ante los demás.

Por otra parte, estas nuevas aplicaciones suelen incluir una parte lúdica, que promueve la transmisión de emociones. Os voy a mostrar las tres aplicaciones de este tipo que más uso, aunque soy muy consciente de que hay muchas más. Son Mentimeter, Kahoot y Quizziz.

Mentimeter es, en realidad, una aplicación para hacer diapositivas, con la diferencia de que pueden ser interactivas. En la versión gratuita solo te permite hacer tres, pero como aplicación de interacción con la audiencia, suele ser suficiente para una charla de una hora de duración. El sistema es sencillo. Simplemente, se prepara una diapositiva en Mentimeter con la pregunta que se quiere hacer y se selecciona el tipo de pregunta, entre las opciones disponibles: nube de palabras, selección múltiple, escala, ranking, texto libre, etc. Para responder, la audiencia entra desde su dispositivo móvil, tablet o portátil en menti.com e introduce el código que sale en la pantalla. A través de ese código se comunica con el sistema del ponente. Una vez hecho esto, ya se puede dar la respuesta. Según los asistentes van respondiendo, en la pantalla se va viendo el resultado de las respuestas en tiempo real. La forma de visualización dependerá del tipo de pregunta elegido por el ponente.

mentimeter - Investiga y Educa

17. Kahoot!

Kahoot! se basa en el mismo fundamento que Mentimeter. Se hace una pregunta y se responde desde el móvil, ingresando un código y un nombre de usuario en Kahoot.it. La diferencia con Mentimeter es que permite un número indefinido de preguntas y que el usuario acumula puntos en función de las respuestas, por lo que se emplea como un juego de competencia para ver quién responde más preguntas de forma correcta. Cada vez que se da una, en pantalla aparecen los aciertos y los fallos, así como un ranking de los usuarios que llevan más preguntas acertadas. El ranking se establece en base a una puntuación en la que se cuenta el tiempo empleado para responder, además del número de respuestas consecutivas acertadas, etc.

Es una aplicación que se ha hecho extremadamente conocida y ha pasado de emplearse en la educación, sobre todo infantil, a la universitaria y a las conferencias. Solamente es necesario cambiar la dificultad de las preguntas.

Paso a paso: cómo crear un Kahoot! para usar en clase

18. Quizziz

Es otra aplicación de interacción con un funcionamiento similar a Mentimeter y Kahoot, también con un componente lúdico. A diferencia de Kahoot, el ranking de resultados no se va viendo pregunta a pregunta, sino solo al final. Por otra parte, dispone de comodines que se pueden emplear para facilitar las respuestas, de un modo similar al concurso de televisión “¿Quién quiere ser millonario?”.

Por mi experiencia, para audiencias jóvenes resulta más estimulante y divertido que Kahoot! pero el nivel de presión por responder puede ser demasiado exigente para audiencias de mayor edad.

Propuestas de los usuarios

Cristina Dinorin (@CDinorin) propone Nearpod, una herramienta interactiva que permite hacer diapositivas o importarlas desde Google.

Edu Sempere (@EduSempere) sugiere Slido, una herramienta muy similar a Mentimeter.

Si eres docente y practicas el aprendizaje invertido, quizá te interese usar Flipgrid, de Microsoft, como nos cuenta Candela (@Candela46107117).

Conoces Quizizz? Cuestionarios online para la evaluación digital

19. Orai

Ya lo tenemos todo. Hemos recogido la información, hemos organizado el discurso, lo hemos escrito y hemos preparado las diapositivas. Ahora solo nos queda practicarlo todo lo posible. Para eso, podemos usar Orai. Es una aplicación impresionante para practicar presentaciones. Orai te da un feedback de tu presentación, valorando el ritmo, el uso de muletillas, la energía que desprendes, las expresiones faciales que usas, la concisión, las pausas, la confianza… A medida que practicas, Orai se ajusta tus niveles de habilidad y te sugiere lecciones personalizadas para mejorar. Yo la he probado y me encanta. Lo malo es que solo es gratuita durante una semana.

Orai for Public Speaking, Presentations & Speeches - Aplicaciones en Google  Play

20. Freepik

Algo que se me olvidó incluir en el hilo pero que algunos tuiteros me recordaron son los bancos de iconos. Yo los uso muchísimo para sustituir el texto de las listas de viñetas (bulletpoints). Eso sí, nunca pongo más de cuatro en la misma diapositiva.

Freepik es un banco de iconos, vectores e imágenes, mayoritariamente gratuitos, aunque en este caso tienes que atribuir el crédito al autor. Para poder descargar varios, te piden que te registres.

Freepik changes its visual identity and presents the new logo - Freepik Blog

Propuestas de los usuarios

En el mismo sentido, está Flaticon, que nos recomienda Olga Sánchez Guillamón (@V_Olganica)

Y eso, es todo. Como veis, al final, con la ayuda de todos, hemos conseguido reunir una cantidad impresionante de aplicaciones gratuitas online muy útiles para nuestras presentaciones. Pruébalas y da tu opinión en los comentarios, o sugiere otras que no estén aquí.

¿Te ha gustado? Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Javier Sánchez Perona.
Finalidad: gestionar los comentarios.
Legitimación: tu consentimiento.
Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de One.com (proveedor de hosting de Malnutridos) dentro de la UE. Ver política de privacidad de One.com. (https://www.one.com/es/info/politica-de-privacidad).
Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.