Hace unos días, me encontré con esta noticia: “Frustran un atentado biológico con una bomba de ricina en Alemania“.  Llama la atención la noticia no porque el ricino, del que se obtiene la ricina, se puede encontrar en muchos parques y jardines, así como salvaje en el campo. Impresiona que de una planta tan común se pueda extraer un compuesto tan extremadamente tóxico, con el que incluso elaborar “bombas biológicas”.

Planta de ricino en flor

Efectivamente la ricina es una de las toxinas más potentes que existen. Según esta lista, estaría en el puesto número 6, tras la toxina del tétanos, la botulínica, el mercurio, la tetrodotoxina y el gas nervioso. Y sería más tóxica que que veneno de la viuda negra, la aflatoxina o el arsénico. Según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), son suficientes 22 microgramos por kg de peso (poco más de 1 mg para un adulto) para matar a una persona 1.

Lo peor, es que no existe un antídoto contra la ricina, según reconoce el Centro de Prevención y Control de Enfermedades (CDC) de EEUU. Por eso, el CDC que el único tratamiento posible frente a la ricina es evitar la exposición, y si eso no es posible, dar apoyo médico para minimizar los efectos del envenenamiento.

¿Cuáles son esos efectos?

La ricina es una proteína que bloquea la síntesis de proteínas en los ribosomas de las células y sin esas proteínas, la célula se muere. En contacto con las mucosas nasales o del aparato digestivo, se destruyen y se provocan hemorragias acompañadas de inflamación y dolor. Los síntomas aparecen entre las 4 y las 24 horas desde la exposición, dependiendo del tipo de contacto y la muerte se puede producir a partir de las 36-72 horas, pero el enfermo puede agonizar hasta 10 días. Si no ha muerto en los 4-5 primeros días, normalmente ya se salva.

La ricina como arma biológica

Tanto estadounidenses como soviéticos, y también Canadá, plantearon emplear ricina como arma biológica durante la dos Guerras Mundiales y la Guerra Fría. Finalmente, nunca se llegó a utilizar porque había otros venenos más baratos o más letales. Además, la ricina se desnaturaliza fácilmente a 80ºC, perdiendo su efecto.

La ricina se obtiene del ricino

La semilla del ricino, Ricinus Communis, contiene aproximadamente entre 1-30 mg de ricina por cada gramo 2, así que una sola semilla podría ser suficiente para matar a una persona. Pero lo más curioso es que de esas mismas semillas se obtiene el aceite de ricino, que a diferencia de las semillas, no es tóxico. Eso se deba a que, como he comentado más arriba, la ricina pierde su efecto cuando se calienta, como ocurre en el proceso de refinación del aceite.

Aceite de ricino

 

 

La semilla del ricino tiene otra particularidad en su grasa: un ácido graso muy especial, el ácido ricinoleico. Es un ácido graso (el componente principal de todos los aceites) muy parecido al ácido olecio, que es el ácido graso principal del aceite de oliva. La única diferencia entre el ácido oleico y el ricinoleico es que éste último presenta un grupo OH en el carbono 12. Bueno, pues eso es suficiente para que el ácido ricinoleico sera irritante para la mucosa cuando se libera en el instestino, lo que provoca un efecto laxante 3 4. Además, de efecto laxante, también produce contracciones uterinas, por lo que se ha empleado como inductor del parto 5. Dejó de emplearse para este fin porque provocaba nauseas en las pobres parturientas, que suficiente tenían ya con los dolores propios del parto.

El aceite de ricino no está nada bueno y también puede matar
Y si no, que se lo pregunten a Zipi y Zape. Cada tanto, Doña Jaimita, esposa de Don Pantuflo Zapatilla y, a la sazón, madre de la pareja de los revoltosos hermanos, les hacía tomar aceite de ricino o aceite de hígado de bacalao. Algunas de esas veces, como castigo.
Aceite de ricino en los comics de Zipi y Zape
Puesto que el aceite de ricino tiene el efecto laxante mencionado, se ha empleado también en forma de castigo humillante en adultos. Por ejemplo, Camisas Negras de Mussolini se lo hacían tomar a los disidentes políticos. Las víctimas de este tratamiento a veces morían, por los efectos deshidratantes de la diarrea inducida por el aceite. Los que sobrevivían tenían que soportar la humillación de los efectos laxantes resultantes del consumo excesivo del aceite.
Los Camisas Negras organizadas por Mussolini usaban aceite de ricino para humillar a disidentes políticos.
El ricino, lo mismo te decora el jardín que te mata

Referencias:

  1. European Food Safety Authority (EFSA). Ricin (from Ricinus communis) as undesirable substances in animal feed. Scientific Opinion of the Panel on Contaminants in the Food Chain. The EFSA Journal (2008) 726, 1-38.
  2. Sousa NL, Cabral GB, Vieira PM, Baldoni AB, Aragão FJL. Bio-detoxification of ricin in castor bean (Ricinus communis L.) seeds. Sci Rep. 2017;7(1):15385.
  3. Watson WC, Gordon RS Jr. Studies on the digestion, absorption and metabolism of castor oil. Biochem Pharmacol. 1962;11:229-36.
  4. Gaginella TS, Haddad AC, Go VL, Phillips SF. Cytotoxicity of ricinoleic acid (castor oil) and other intestinal secretagogues on isolated intestinal epithelial cells. J Pharmacol Exp Ther. 1977;201:259–266
  5. Tunaru S, Althoff TF, Nüsing RM, Diener M, Offermanns S. Castor oil induces laxation and uterus contraction via ricinoleic acid activating prostaglandin EP3 receptors. Proc Natl Acad Sci U S A. 2012;109(23):9179-84

JSPerona


Soy Científico Titular del CSIC y profesor asociado de la Universidad Pablo de Olavide. Me gusta investigar, la docencia y la divulgación, así que hago lo que puedo para dedicarle tiempo a las tres. Además, soy un apasionado de las presentaciones e imparto cursos para ayudar a otros a que sus presentaciones sean más eficaces.


Post navigation


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Javier Sánchez Perona.
Finalidad: gestionar los comentarios.
Legitimación: tu consentimiento.
Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de One.com (proveedor de hosting de Malnutridos) dentro de la UE. Ver política de privacidad de One.com. (https://www.one.com/es/info/politica-de-privacidad).
Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: